Michaël Glück

 

 

(Francia)

 

 

de una Jerusalén ausente

 

Os escribo de una Jerusalén ausente

de Iroushalaïm, d’ Al Qods

os escribo de una Jerusalén invertida que puebla mis noches

os escribo bajo la encrucijada de las voces

en el insomnio de la herida

escucho

escribo

la mano escribe

a sangre en la mano escribe

la sangre a la escucha de las voces

escribo

a pesar de todo

contra todo

escribo para

 

Os escribo desde una lejanía titubeante entre los nombres

tengo ojos sin imagen

ojos tornados hacia el interior de los rostros perdidos

ojos retornados hacia el enigma de las voces

a pesar de todo

contra todo

que se elevan

para

                            En esta primavera

                            quién se levantará y dirá al polvo:

                            tú eres hombre y al hombre volverás

                                                                           Yehuda Amichaï

 

Os escribo del entredós de las sábanas

una sabana para nuestros amores

una sábana para nuestras angustias

mi lecho es una tienda

                                      plantada en el desierto

las voces allí son luces

lámparas y candelabros

poemas

a pesar de todo

contra toda

de pié de pié

 

          El poema está en el entredós

y puede de los senos de una muchacha aclarar las noches

de una manzana aclarar dos cuerpos

y por el grito de la gardenia

restituir una patria

                                               Mahmoud Darwish

 

Os escribo de una ciudad que no existe todavía

de una ciudad que ya no existe

de una ciudad por construir

en las líneas de vidas

despellejadas en las palmas de nuestras manos

os escribo

en los nudos de los poemas

os escribo de una ciudad que no conozco

 

escribe pues, mientras tengas fuerza… tu escritura…             no será nunca… un tizón de odio alimentando el brasero

 de los odios….

Abdellatif Laâbi

 

Niños en las calles hacen juegos malabares

bajo la piel naranja se oye

la caída de una paloma

halcones se van volando

en el rumor de las fuentes

yo no escribo escucho

escucho

dejo subir en mí vuestras voces

                   expresaré un flujo:

                   de amor hablo, de

                   dos almas hermanas que

se desgarran y se entredevoran

                   dispersando sus tesoros

Ibrahim Souss

Os escribo de una Jerusalén ausente

de Iroushalaïm, de Al Qods

os escribo de una Jerusalén cuyos nombres cantan

niños en las calles hacen juegos malabares

yo hago juegos malabares en las calles de una ciudad por venir

hago juegos malabares con vuestros libros

a pesar de todo contra todo

y para

para

 

                   Después de la piedra.

                   Después del fuego,

                   Redescubramos el milagro del comienzo

                                                          Michel Eckard Elial

 

 

Los labios de los niños hacen juegos malabares con

los nombres

                   que vuelven las páginas de vuestros libros

los labios de los niños deletrean

el viento

 

Quien ocupa  dice uno

el plato de mi hermano

quien ocupa su pan

que dices tú

         dice el otro

y él se golpea la frente

 

Nadie, ni incluso el enemigo tiene el derecho de dejar al niño fuera de la casa

                                     Mahmoud Darwish

Qué dices tú

         dice el otro

qué dices tú

         dice uno

hay falsas cuentas

en las cuentas de los muertos

quién ocupa dice uno

el plato de mi hermano

quién ocupa su pan

 

¿Tienes poder de prolongar la vida? pregunta  un sabio a otro sabi.

Tengo el poder de prolongar la esperanza – le responde aquel

                            Edmond Jabès

Os escribo un poco

un poco

nada más que un poco

contra el silencio que mura los nombres

Jerusalén Al Qods Iroushalaïm

 

 

 

                                                                           Octubre 2002

 

 

traducción de José Luis Reina Palazon

 

 

 

 

 

 

___________________________

 

 

José Luis Reina Palazon – poète et traducteur

(entre autres de Trakl, Celan, Künert, Akhmatova, Tsvetaïéva, etc)

La traduction espagnole a été lue lors du VI festival international de Granada (Nicaragua) après lecture, par l’auteur de l’original.

Articles similaires

Tags

Partager