Marilyn Cole

 

 

(Cuba-USA)

 

 

 

Preludio

 

(Parte de la colección  El Amor a Tiempo)

 

La noche es oscura y fría

Un millón de luces iluminan el cielo

El vacío es solamente un lugar

donde estar por ahora

 

El viento frío corre por mi lado

deslizando sus dedos por mi pelo

Cierro los ojos,

un escalofrio recorre mi espalda

 

Te siento

 

A través de innumerables vidas

parpadeando a la velocidad de la luz,

a través del vacío que en mí dejas

cada vez, aun cuando de algún modo

sé que volverás

 

Eran esas mismas, las estrellas

El vacío era donde estabámos

sin saber todo lo que hoy sabemos

Todo lo que olvidaremos cuando

estemos de nuevo en este mismo lugar

 

La noche es oscura y fría

pero facil de abrazar

La luz de la mañana es cálida

Fue la verdad en que caímos?

Fue eso amor lo que sentimos?

 

 

 

En un dia como este

 

                                            Es tan fácil perdonar

y recordar solamente lo bueno que se hallaba

escondido dentro de tí

                                          En un dia como este

cuando el sol brilla en el cristal de la ventana

lleno de manchas de polvo y agua que

hacen difícil poder ver mas allá la belleza

de las montañas en la distancia

                                                        Y la cegante

esfera amarilla se vuelve una perfecta pelota

anaranjada en el horizonte pintando el cielo

de un rojo carmenzí

                            Y escucho la música en

mi cabeza y tatareo las notas de amor y

promesas y recuerdo el color de tus ojos

y como sonreían cuando me besaban

                                                                    Y miro

a mi alrededor y ahí estás en cada esquina de

mi mente y escucho tu voz llamándome,

atrapada dentro de mi ser con mil recuerdos

inquietantes

                            En un dia como este es tan fácil

perdonar y recordar solamente lo bueno que se

hayaba escondido dentro de tí.

 

 

 

El Color del Vino

 

Vivía en la casa al final del camino.

Ya sin su madre,

eran solo ella y su gato Luna.

Y Luna siempre andaba por su cuenta.

 

No tenía amigos.

Algunas de las mujeres del pueblo

viraban la cara, susurrando acerca de ella

cuando las cruzaba en la calle.

Sabes como son los pueblos pequeños.

 

Pero si le preguntaras a los niños,

te dirían que era divertida y cálida,

y que les leía sobre planetas y estrellas

y les servía galletas y leche.

 

Y cuando trabajaba de substituta en el colegio,

siempre se quedaba hasta que recogieran

al último niño, no importaba lo tarde,

y nunca se quejaba.

 

Su casa la mantenía en perfecto orden

Ni una sola cosa fuera de lugar,

Ni en la antesala, ni la alcoba,

o la cocina, y todo siempre

perfectamente limpio.

 

Cada plato lavado y guardado

después de la cena.

Cada cuchillo lavado, secado,

y puesto en su base.

La cama, perfectamente hecha,

y dos veces por semana, con su

mejor juego de sabanas

de hilo y encaje.

 

Tenía solamente un visitante

que venía en la noche,

dos veces por semana. Cenaban

y hablaban un rato mientras bebían

vino blanco. La última vez él le dijo,

« uno de estos días, debes de servirlo tinto. »

 

Después de un rato, se acostaban

sobre las blancas sábanas de hilo.

Luego la besaba y se marchaba.

Siempre lo mismo durante dos años,

dos veces por semana.

 

Este sábado, se apresuró al centro

a comprar un nuevo vestido.

La había llamado a media mañana.

Dijo que vendría hoy.

Nunca la había visitado en un sábado.

Llena de emoción, quería lucir perfecta

para él. Le había dicho por teléfono que

había algo que necesitaba decir.

 

Fue al mercado, compró el mejor corte de carne

y una botella muy cara de vino tinto.

Esta noche iba a ser especial. Exactamente

lo que siempre soñó que sería.

 

Al salir del mercado, tomó una

copia del periódico de esa mañana.

Había una foto en la primera plana,

un anuncio de un compromiso.

 

Decía que la pareja tenía planes

de mudarse lejos después de la boda.

¡Qué vida tan maravillosa tendrían!

¡Qué bella novia esa joven haría!

Le lucían ser la perfecta pareja.

 

Regresó a la casa, tomó un

baño especial y largo.

Se recogió el pelo, se vistió, y se miró

en el espejo. No tan bonita como la

joven novia en el periódico de la mañana,

pero había algo acerca de ella que

la hacía lucir más bonita que nunca.

 

El le había dicho lo mismo.

Justo al abrirle la puerta,

se detuvo un momento para mirarla.

 

Se sentaron a comer. La cena estuvo

perfecta. El le dijo que era la mejor que

había comido, con elogios especiales

para el vino. Fueron para la antesala con

las copas y la botella de vino. El quería hablar.

 

Lucía muy ansioso. Ella bebía del vino tinto.

Le dijo que quería esperar. El insistió,

pero cuando ella dijo, « Hablemos mas tarde.

Vamos en vez a la alcoba. » El dijo que

ella sabía lo que era mejor.

 

En la madrugada del domingo, se mecía

sentada en el portal. Una copa de vino en su

mano y Luna bien pegado a sus pies. En la

distancia, dos carros se acercaban rápidamente.

 

En la mesa, los platos sucios.

En la cocina, faltaba un cuchillo de su lugar.

En la alcoba, la cama no estaba hecha

y las sábanas de hilo tan fino

estaban manchadas del color del vino.

 

***

 

En una alcoba al otro lado del pueblo, una joven

llora la pérdida de su novio desde la mañana

anterior cuando vino a decirle que no quería

lastimarla, pero que lamentaba no poder cumplir

con la boda aunque sabía que le costaría

su posición en la compañía de su padre, pero

ver la foto de ellos dos juntos en el periódico de

la mañana, y la perspectiva de lo que el resto de su

vida iba a ser, le hizo realizar cuanto amaba a otra mujer.

 

 

Estos tres poemas, Preludio, En un Día Como Este, y El Color del Vino, los escribí originalmente en inglés, y fueron publicados en Levure littéraire Número 13.

 

 

 

 

 

 

 

____________________________________________

 

BIO

 
Marilyn nació en Cuba, trasladándose luego a los Estados Unidos con su familia. Estudió piano y ballet, graduándose de piano a una temprana edad. Aprendió arte y publicidad con su padre, un pionero e innovador en el campo publicitario, al igual que un pintor consumado, quien también condujo clases especiales en la Universidad de La Habana y la Academia Nacional de Bellas Artes. Su experiencia profesional es diversa y cubre producción de telenoticieros y reportaje para periódicos en inglés y español. En el campo editorial, produjo y editó cientos de publicaciones musicales, incluyendo el diseño de cubiertas y texto, recibiendo varios premios Paul Revere (excelencia en publicaciones de música) por la coordinación de producción de un reconocido método de música. Fue directora de la división de publicaciones en español de la Columbia Pictures Publications para la cual tradujo al español métodos principales de piano y órgano, y su popular serie de guitarra rock. Concurrentemente fue asesora de Billboard Magazine en la producción de sus primeras ediciones en español. Años mas tarde, se interesó en la fotografía y se asoció con su esposo en su negocio fotográfico, desarrollando un estilo especial para fotografiar niños, especialmente, usando cámaras experimentales. Actualmente está trabajando en una serie de pinturas abstractas y divirtiéndose creando cuentos y obras de arte de las ocurrencias accidentales de marcas y manchas que encuentra en las calles, aceras, y paredes, las cuales retrata y compila para publicación y ampliaciones individuales. Le gusta escribir ficción y poesía, y está escribiendo para la colección bilingue de poemas « Love in Time / El Amor a Tiempo. »

 

 

Una nota para esta edición especial, y tan integral, sobre el arte de la traducción:

 

Creo que pocas cosas son de mas importancia en la comunicación mundial de seres humanos que la traducción. No solo en la política, ciencias, estudios académicos y universitarios, el servicio de auxilios, la exploración, intercambio y difusión de culturas y las artes, y la vida cotidiana de billones de personas en busca de una convivencia global en paz. El podernos entender cuando hablamos idiomas tan distintos, la veracidad del significado que se intenciona en nuestras comunicaciones es crucial.

 

En una nota mas personal, los tres poemas, Preludio, Un día como este, y El Color del Vino, fueron originalmente escritos en inglés y traducidos al español. A través del proceso, descubrí que de todas las traducciones profesionales que he hecho, incluyendo técnicas, las mas difíciles han sido traducir mis propios poemas (sonriendo).

Articles similaires

Tags

Partager