Jacques Darras

 

 

 

(Francia)

 

 

POSICIÓN DEL POEMA

está sentado
tiene las rodillas plegadas
ve el mundo
ve flores de trébol blanco
ve un techo de tejas rojas
ve un trozo de cielo gris
no ve el mundo
él solo es el mundo
puede cambiar de sitio
puede levantarse
podría alejarse de su mesa
iría a la cocina
entre los cuchillos métalicos
entre los tenedores acerados
entre las cacerolas hirviendo
se cortaría una rebanada de mundo
mordería en el mundo con apetito
aquí ve el mundo con los dedos
cuenta el mundo sobre un teclado
escribe una partitura
la partitura se llama el mundo
es una partitura en sol menor
en cielo mayor en tejas sostenidas
en trébol blanco
en rodillas plegadas
las teclas del teclado son negras
no tecleéis las teclas por favor
el poema está sentado
el poema se está escribiendo
se prohibe hablar al poema
do not disturb
no se trata del inglés
el poema está escrito en francés
el teclado está fabricado en Alemania
made in germany
es un teclado adler
pero el poema es francés
eso se reconoce
por el modo en que poema está sentado
el poema no está sentado sobre el mundo
el poema está sentado en su sillón
vemos el sillón
vemos un trozo de mundo
pero también vemos el sillón
vemos sobre todo el sillón
es una « poltrona » picarda
es una « poltrona» traditional de paja trenzada
es una « poltrona» campesina
ya no existen campesinos
los que quedan prefieren la formica
las estadísticas lo demuestran
hoy los campesinos prefieren la formica
una estadística no es un poema
el poema es una falsa estadística
las estadísticas son una sala de espera
las estadísticas esperan a que se las llame
si nadie las llamase las estadísticas no se moverían
las estadísticas necesitan un doctor
cuidado el poema va a levantarse
las estadísticas se cuidan
cuidado el poema se levanta
no os quedéis sobre sus piernas
el poema ha salido
el poema deja vacío su sillón
en el sitio del poema vemos lo que él veía
vemos blancas flores de trébol
vemos un tejado de rojas tejas
vemos un trozo de cielo gris
vemos el mundo
de pronto vemos pasar al poema
lo vemos pasar desde su sitio
desde el sitio en que se sienta
no nos ve
no ve que estamos sentados en su lugar
no ve que lo vemos
el poema está afuera
el poema está tras el cristal
no sabemos lo que ve
lo sabremos a su regreso
el poema regresa
el poema no se aleja
no se conoce ningún poema que haya jamás partido definitivamente
para siempre
eso crearía un vacío
el poema es doméstico
el poema es salvajemente doméstico
no se queda tranquilo
gira
gira sobre sí mismo
cuidado el poema va a volver
el poema vuelve
tiene el aspecto de un poema que ha tomado el aire
está inspirado
pliega las rodillas
se arrellana en su poltrona
la paja se queja
coloca los dedos sobre el teclado
escuchamos la música de las teclas
es una delicia
no conozco nada más hermoso que la música de las teclas
escuchad

 

 

(Traduction Miguel Veyrat in Arqueologia del Agua. Antologia 1988-2001, Libros del Aire, Madrid 2011)

 

 

 

[1] N. del T. En el original “Cadot”, una variedad de poltrona popular.

Articles similaires

Tags

Partager